Mensaje atemporal desde el Teleférico de Madrid